martes, 13 de noviembre de 2018

Las Aventuras De La Princesa Calva









Hoy os dejo un enlace que me gustaría que cuando entréis en él lo hagáis con la ilusión de ¡Voy a hacer algo fantástico! Es importante, es la oportunidad de ayudar a una buena causa. El puñetero cáncer entra en muchas casas y a veces se acurruca en los más pequeños.
Un amigo bloguero pide solidaridad, otro ya ha acudido en su ayuda haciendo público también en su blog lo mismo que hago yo ahora y me encantaría que lo imitarais, que lo copiarais en vuestros blogs. Hace algún tiempo ya lo hicimos cuando una bloguera amiga nos lo propuso esperando que un amigo pudiera publicar su libro y lo conseguimos entre todos.

Por favor entrad en los enlaces azules, son tres.

Gracias porque sé que esto será un éxito entre todos. (PublicaciónDel blog de Ester)





sábado, 3 de noviembre de 2018

Fragmentos Vs Dulce Poet





Muchas gracias 
Mi Querido Maestro de las Palabras.



El otoño sacude al árbol para que este done sus hojas al viento,
mientras que los mortales regalamos sumas de palabras para robar sueños...
Entonces los Poetas recogen los Versos a modo de hojas de otoño
enmarcándolos para preservarlos...

©Auroratris





De mi poema  "Fragmentos"







viernes, 26 de octubre de 2018

El Gran Mal




Mi participación 
en la propuesta <Alicientes>
del blog de Ginebra Blonde.
Más lecturas aquí.












Se apagó junto a la última estrella de aquella madrugada. Lo supe antes de oír los pasos que traería la noticia, la puerta cedió y la voz femenina me condujo a ese pozo sin fondo, me sentía como Alicia cayendo por la madriguera del conejo, solo que esta vez no era un sueño, era real.

Dijo el adiós más amargo que existe, ese que rompe con todo, como dos glaciares cuando se parten separándose y sabiendo el destino de cada uno. Así ocurrió y así sentí su marcha. Mi mente adolescente no aceptaba la derrota, mi chulería, mi rebeldía, todas las guerras se rebelaron en mí o contra mí. Renuncié antes de empezar.

En medio de mi doloroso silencio solo alguien que ha sufrido lo mismo es capaz de escucharte desde la distancia y él lo hizo. Tras una de sus clases, mi profesor de prácticas me pidió unos minutos, sin preguntar nada me dijo que sabía por lo que estaba pasando, sabía de mi lucha interior y que las batallas más importantes en la vida son las que peleamos diariamente en el silencio de nuestra alma. De nosotros dependía si quedarnos o volver, ni su hijo ni mi hermano lo harían jamás, hiciéramos lo que hiciéramos.

Esas palabras rebotaron en mi cabeza durante un tiempo. Al fin tomé la decisión, retomé los estudios, le brindé a la causa todo mi esfuerzo. Me dediqué por años en cuerpo y alma al estudio de la enfermedad. Mi aliciente era la cura, salvar cuantas más vidas pudiera, jugar a ser un dios bondadoso. Nada me motivaba tanto como ir consiguiendo logros hasta el día de hoy que sigo trabajando en ello en una de las universidades más prestigiosas del país.

©Auroratris
















lunes, 1 de octubre de 2018

Mi Mar





Mi colaboracion 
en el proyecto Mar, o Montaña
Propuesta de Ginebra Blonde.
Más participaciones aquí.











Escapo al mar de tus ojos,
ese abismo inescrutable donde me lanzo
en una huida desesperada
por dejar la rectitud de mi falda.

Sé que la tentación pende de un fino hilo,
y que estoy a una sola mirada de dejarme llevar
a la deriva,
ser naufragio en la profundidad de tu océano.
velero vapuleado.

Como el sonar de un delfín
te percibo en la penumbra,
en ese umbral que separa mi sentir y tu intención.

Alargo la mano para tocar tu rostro,
tu boca atrapa mis dedos…
Ahora sí, me hundo… me dejo… 
como un velo cayendo.



©Auroratris










domingo, 2 de septiembre de 2018

MI ELEMENTO...





Mi aportación para el proyecto 
del blog de Ginebra Blonde
Para disfrutar de más lecturas pinchar aquí








  • -          ¿En qué piensas? – La pregunta me devolvió a la noche.
  • -          En nada. – Respondí en modo automático.
  • -          Se te ve tan abstraída mirando el fuego, que pensé estabas rememorando algún acontecimiento pasado, hasta un atisbo de sonrisa he vislumbrado.
  • -          Solo escuchaba el crepitar… su sonido es como un arrullo que me devuelve a ese estado de ataraxia donde me encuentro con mi elemento ¿No te ocurre a ti?
  • -          A mí me pasa cuando duermes desnuda entre mis brazos, el sonido de tu respiración me centra y tu piel le habla a mi soledad, entonces sé que estoy donde quiero estar porque mi elemento eres Tú.

         
                                        ©Auroratris

























lunes, 6 de agosto de 2018

Desde Alma Baires




Muchísimas gracias mi querida Alma Baires.








La antigua biblioteca del pueblo estaba cada vez más vacía. La gente había perdido el interés en los libros, en la lectura; y la joven bibliotecaria no era de ayuda, era demasiado inexperta.

Esto Ana no podía soportarlo, desde siempre las bibliotecas eran su lugar favorito. Había conocido varias, pero ésta era la del lugar donde nació, donde iban las personas que la habían visto crecer. Por lo que ahora debía encontrar una solución; no podía dejar que su biblioteca cerrara para siempre.

Ana pensó en varias opciones para que la gente volviera a interesarle la lectura; en definitiva, los libros siempre habían sido su pasión. Cuando susurró esas ideas a la bibliotecaria, ésta las tomó como suyas. Entonces se organizaron visitas para los niños de la escuela, y algunas tardes, lecturas compartidas para los adultos. Ana estaba feliz, se paseaba entre ellos, sintiendo cada emoción. Lo que más adoraba era ese instante en que un niño descubría que podía leer solo. Esa maravillosa luz que inundaba sus ojos, la misma que aparecía en los grandes cuando escuchaban una poesía, tal vez la misma con la que habían conquistado al amor de su vida.


Ana no podía ser más feliz. La biblioteca, su biblioteca, volvía a tener vida. Los libros, los relatos, los poemas, cada una de las historias que estaban encerradas allí dentro volvían a ser reales. Y ya no le importaba que no la vieran, ser invisible para todo el mundo, porque ella era entre cada una de las letras. Ella era la esencia de cada palabra, de cada párrafo, de cada verso. Ella era simplemente, Ana.




©Alma Baires



domingo, 5 de agosto de 2018

Desde Ginebra Blonde






Piular de pajaritos le dejaron en su ventana un canto singular...
Y
Ella rauda y veloz tanto como su cabeza le permite...
Este canto me regaló.

Muchísimas gracias mi querida Gine.









©Ginebra Blonde