viernes, 31 de julio de 2020

ElLazoNegro








Siempre fui dada a la ensoñación o a la invención de historias surrealistas. Me gustaba y me gusta crear un mundo donde poder escapar en situaciones cuando el subconsciente da el pistoletazo de salida. Me encuentro afinada contra el pequeño muro de esta terraza que, ya considero mi Atalaya. Apoyada sobre una mano, la otra dibuja pequeños infinitos en la superficie. Fijo la mirada a lo lejos, en un paisaje reconocido por mí, cada montículo, casa, paraje… Reparo en una casa de estilo señorial del siglo pasado, su aspecto deteriorado, derruido, me hace pensar en miles de testimonios vividos entre sus paredes. Los propios habitantes a lo largo de su vida.

Me veo rodeándola, la maleza roza mis piernas, el ruido de la naturaleza enmudece el sonido interior. Recorro la fachada desde mi posición descubriendo unos balcones vacíos como cuencas de ojos sin vida. La entrada es una gran boca que invita a pasar, donde antes hubo una puerta ahora solo hay espesura y tiempo. Siento la llamada de la casa, como si estuviera viva, como si pidiera compañía.

Traspaso el umbral y me introduzco en ella. Tras unos minutos mis ojos se han acostumbrado a la penumbra, el interior es pura ruina, sin embargo, no deja de mostrar el señorío de aquella estancia. Restos de papel en las paredes, todavía queda alguna baldosa que habla de su elegancia. No hay muebles, las puertas que separan las distintas habitaciones hace tiempo que dejaron de hacer de centinelas.

Oigo un ruido en la planta de arriba. Debería de haber sentido inquietud, al contrario, me dispongo a subir por la escalera, o mejor dicho, la huella de lo que allí hubo. Repaso las salas una a una, me dejo llevar por el sonido hipnótico.

Estoy ante una habitación en semipenumbra, el ruido proviene de allí. Me adentro y puedo comprobar cómo un balancín se mueve, cruje con cada movimiento. Me acerco hasta ponerme frente a él. Sigue con su vaivén ausente a mi presencia. Intento posar mi mano sobre el respaldo para detener el balanceo. No lo consigo. Hay una fuerza que lo mantiene en ese viaje continúo.

En ese momento surge una voz que me invita a sentarme cerca. Sorprendida me dejo caer esperando alguna orden. La cual no viene, en su lugar continúa hablando mientras voy percibiendo la silueta de una mujer anciana, meciéndose, con la mirada perdida más allá del ventanal. No siento miedo, ni estupor, tan solo sigo expectante ante el acontecimiento que presencio.

Me habla de las almas que no consiguen alcanzar su paz. De las promesas que se hacen en vida y luego se olvidan. De los juramentos de amor, de los duelos. Me cuenta la historia de un lazo negro a modo de luto durante un tiempo tras la partida de alguien a quien se aprecia. Entonces me mira y me pregunta si yo me lo pondría para ella. Asiento a la vez que noto como algo roza mi muñeca. La levanto a la altura de mis ojos para comprobar el adorno que la envuelve. Acto seguido regreso la mirada al vacío que ha dejado el balancín. No hay rastro de todo aquello. 



Continúo sentada y es mi turno de hablar, sé que me escuchará porque conoce el motivo de mi visita. Le hablo de la presencia que me nombra y luego se desvanece dejando en el aire la sensación de compañía. De a quién creo que le pertenece y lo que significa para mí que sea de él, mi abuelo. Callo durante unos segundos esperando algún gesto que me adelante su escucha. No sucede nada y sigo contando mi vivencia. Tras acabar con mi relato me dispongo a salir del cuarto, es entonces cuando vuelvo a escuchar el crujir de la mecedora. 

Me vuelvo para ver su rostro una vez más, su mirada se clava en la mía mientras recita muy despacio que le pregunte qué es lo que quiere, que hable con él. Cierro los ojos soltando un suspiro y en ese momento todo vuelve a desaparecer.

Salgo de la casa algo contrariada. La miro al mismo tiempo que rozo la tela que circunda mi muñeca.

Me recuerdo que sigo en la realidad de un confinamiento.


© Auroratris


 




42 comentarios:

  1. Una realidad mezclada con una onírica narración, pareciera estamos rodeados de fantasmas viviendo una realidad tan distinta, ni siquiera lo que se hace llamar nueva normalidad, sino simplemente es otra realidad. Que los lazos negros no abunden y si lo haga la esperanza. Felicitaciones por formar parte de la publicación que compartes.

    Besos muy dulces Mi Querida Auro y dulce fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bonito lo que dices, mi querido Dulce. Así es esta realidad que nos acontece hoy en día. Que nos abunde la esperanza hoy y siempre. Gracias de corazón por tus palabras que siempre son sinónimo de ánimo y alegría. Fue un placer compartir experiencia junto a otras personas.

      Mil besitos con cariño para ti y muy feliz finde ♥

      Eliminar
  2. ohh qué buena tu participación! me ha encantado este ambiente,entre místico y nostálgico, las palabras fluyen y acarician, el clima se va definiendo y la historia invita a no querer dejar de leer.
    Me ha encantado Auro! Es muy bello! Muy cuidado y hermoso.
    Mucho éxito!
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, mi Luni. No fue ganador pero, estar junto a 800 escritos en un libro y sentir tu bonita sensación es todo un regalo y de los mejores. Me alegra mucho haber logrado esta sensación en ti, tú que eres una grande.

      Mil besitos con mucho cariño y muy feliz finde ♥

      Eliminar
  3. La mecedora deja su danza en cuanto la visitante lleva el luto por su ocupante.
    Muy logrado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que cumplir con lo que se dice... al final todo acaba pasando factura, el pensamiento es nuestro peor enemigo. Gracias, Alfred, me ha encantado que lo hayas visto.

      Mil besitos para ti y muy feliz finde.

      Eliminar
  4. Que bueno nena, es describir el subconsciente de ti misma, tus temores y sentir que algo hay que hacer, esa imagen de la mecedora es la idónea para sentarse en ella y cerrar los ojos y meterse en lo más profundo de la mente ella te habla y te dice el procedimiento a seguir ..Me ha encantado lo veo tan, tan real . Y ese lazo en tu muñeca demuestra que no fue un sueño. Espero que este relato tenga su recompensa.
    Un beso con todo mi cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra tanto lo que dices, mi querida amiga, es un placer saber cómo te llega, cómo lo has vivido, te he invitado a un recuerdo adornado y me siento feliz de que así lo hayas sentido. Esta conversación existió al igual que la anciana que murió unos meses después, le llevé el lazo durante 40 días, fue mi palabra.

      Gracias de coarazín por tu comentario, bombón.

      Mil besitos con mucho cariño y muy feliz finde ♥

      Eliminar
  5. Me ha parecido precioso, a la vez que sobrecogedor. Ese momento en el que nos dejamos llevar por lo que fue, por lo que es ahora, adentrarnos en esas ruinas que todavía palpitan en nuestro interior... La manera en la que una es consciente de que hay almas, lazos ligados, que se quedan en la piel.
    Yo también lo habría sentido así, por mi padre, estoy segura. El es mi lacito negro, el que todavía llevo y quizá, el que siempre llevaré.
    Las realidades pueden tener muchas formas y podemos llegar a ellas por muchos caminos, en muchos momentos.

    Un fuerte beso, bella. Pasa buen finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que sí, preciosa... hay lacitos que nunca se desprenden de nosotras, lo llevamos tatuado en la piel y sobre todo, en el corazón. Gracias por compartir conmigo tu recuerdo y tu percepción, feliz de haber logrado ese sentimiento.

      Mil besitos que te abracen y muy feliz finde ♥

      Eliminar
  6. Tu nostalgia es conmovedora, cada palabra, cada sensación, imaginar, ser y estar .
    Maravillosamente delicado, un suspiro de ternura y tristeza.
    Toma mi mano a la distancia amiga Ana y no dejemos de soñar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cojo tu mano, amigo mío y te doy las gracias por ser, estar y por este sentir tan bello que te caracteriza. Hay recuerdos preciosos, y toda la magia que nos lleva a soñar.

      Mil besitos con mucho cariño y feliz finde, Jorge.

      Eliminar
  7. Entiendo la ensoñación, sobre todo en esta realidad con confinamiento.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta realidad nos obliga a batir las alas de la imaginación y salir... salir. Gracias por tus palabras, Dem. Un placer.

      Mil besitos para tu finde.

      Eliminar
  8. Maravilloso relato, estamos rodeados de espíritus pero no todos podemos verlos ni mucho menos hablar con ellos, me encanto ese final. Saludos amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay presencias que sentimos, que están ahí como luces en el interior. Me alegra saber que te ha gustado, mi querida amiga. Gracias de corazón.

      Mil besitos con cariño y feliz finde ♥

      Eliminar
  9. Es inquietante. En el confinamiento, hasta los balancines cobran una vida de otra dimensión. Muy buen texto, la verdad. Me ha encantado.

    Un abrazo, y feliz día

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto... fue un tiempo que nos llevó a muchos lugares sin salir de casa. Agradezco mucho tus palabras, Albada, viniendo de ti es todo un honor, en serio lo digo.

      Mil besitos con cariño y feliz finde ♥

      Eliminar
  10. Se lee con interés y la emoción se adueña de la lectura, se siente la vida narrada, se palma el onirismo y el relato crece se convierte en imprescindible. Suerte, yo ya la he tenido al poder leerlo. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo una sonrisa de oreja a oreja, mi preciosa Ester, ahora mismo no cabría dentro de una mascarilla. Gracias por tus palabras que me abrazan, no gané... pero está recogido en un libro junto a 800 escritos, pasó a la posteridad. Mi regalo es saber que te ha gustado.

      Mil besitos con mucho cariño y muy feliz finde ♥

      Eliminar
  11. Un relato que atrapa desde la primera frase, puro realismo mágico ;)
    Incluso con todo lo que representa ese lazo negro, me encantó.
    También he ojeado el e-book SIMORRA WOMEN, que me ha parecido una preciosidad.
    Un besazo, Auro :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuánto me alegro de eso, preciosa. Hay auténticas maravillas, verdad?. Gracias de corazón por tus palabras, haber conseguido eso en ti que eres una auténcica aventurera de lecturas es mi mejor premio.

      Mil besitos con mucho cariño y muy feliz finde ♥

      Eliminar
  12. Es magnifico el relato, superior!! Me ha encantado ese misterio, esa casona, esa señora...Impresionante. un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradecida de corazón por tus palabras, qué bien haberte llevado a ese lugar y a ese misticismo. Gracias, mi querida amiga.

      Mil besitos con cariño para ti y muy feliz finde ♥

      Eliminar
  13. Me parece una historia bonita, muy real, Auro. Nada ajena, especial, íntima. Esa casa, la vida misma, los recuerdos, la existencia... Los suspiros colmados, nuestros propios deseos y necesidades...
    Y valiente, muy valiente.

    Un beso muy grande, mi querida Auro :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Íntima y especial, sí, mi querida Mag. Gracias de corazón por considerlo así, valoro mucho tu percepción, es todo un honor.

      Mil besitos con mucho cariño para ti y muy feliz domingo ♥

      Eliminar
  14. Qué precioso relato mi querida Auro. Con tu descripción tan llena de detalles me ha hecho transportarme al lugar y vivirlo como si fuera la protagonista...Una bella historia que bien podría ser real, hay quien tiene ese don de ver a los seres queridos que ya partieron.
    Felicidades por tan hermosa participación.
    Abrazos con todo mi cariño, corazón bello.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algo tiene de real dentro de este marco onírico, mi querida amiga, esta señora y la conversación que se mantuvo en vida de ella. Me alegro mucho haber conseguido esa sensación en ti.

      Gracias infinitas por haber viajado junto a mí.

      Mil besitos con mucho cariño y muy feliz domingo ♥

      Eliminar
  15. Un texto más sombrío de lo que nos tienes acostumbrados, pero igualmente precioso.
    Un beso muy fuerte, bonita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias infinitas, Rocío. De vez en cuando vuelvo a mis comienzos, y es un placer que te haya gustado.

      Mil besitos con cariño y muy feliz domingo, bonita ♥

      Eliminar
  16. Creas de tal manera que uno no sabe bien si lo que relatas te lo disparó un sueño o una vivencia concreta que recuerdas, o tal vez se trate de una mezcla de ambos... como sea, el relato atrapa y conmueve tanto como en esencia te expresa.

    Abrazo, Auro, una vez más agradecido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una mezcla, mi buen amigo y me siento feliz por conseguir este efecto en ti. Gracias sinceras por tu atención y compañía.

      Mil besitos con cariño y buen domingo, Carlos.

      Eliminar
  17. hay casas que cuentan historias, y en este caso la visitante contó con una testigo de excepción, esa sabia anciana. si fue sueño o fue realidad, queda a la imaginación de ella misma y del lector...
    una mecedora moviéndose en una casa deshabitada, da un poco de miedo. ;)
    besitos!! :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora lo hago menos, Chema, pero siempre que salgo de expedición entro en las casas deshabitadas y derruidas. Es sorprendente todo lo que relata en una visita. Feliz por haberte transmitido esta semirealidad.
      Gracias por ser y estar, solete.

      Mil besitos con cariño para tu domingo :)

      Eliminar
  18. Hay mi Auro que difícil esta este sueno tuyo,
    no se ni que decirte,tu relato me supera, enmudeciendo
    mi pluma y quitando mis palabras.

    Besitos dulces
    Siby

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y eso mi niña Siby es todo un honor que tú me otorgas, este gesto me dice mucho más de lo que crees. Gracias mil por tu siempre compañía.

      Mil besitos llenos de cariño y muy feliz domingo ♥

      Eliminar
  19. AURORATRIS

    Luce sus mejores galas mi orfandad evaluativa, se atora mi pluma, y se desorienta mi mente, la tela misteriosa de tu trama, me envuelve y atrapa en el mismo confinamiento, donde la imaginación al igual que tu, teje mil historias, que obnubilan mi respuesta.

    Dentro de sinceridad, mi dulce amiga.

    Mil besitos floridos para ti.

    LÚCAS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lúcas, mi buen amigo, mil gracias por tu poético comentario que me deja una sonrisa y me agrada saberte sintiendo esta historia. Un placer y un honor.

      Mil besitos con cariño y feliz domingo.

      Eliminar
  20. Me gusta la idea de llevar un lazo negro en la muñeca en recuerdo de alguien que ya partió. Lo tendré en cuenta en el futuro.

    Me gustó la historia y, aunque tiene todos los elementos para darme miedo, hizo todo lo contrario. Me transmite calma y si acaso algo de pena por la conversación que no pudo ser.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo llevé de manera física en su momento, precisamente por esta anciana, ahora lo suscribo a mi sentimiento. Como ves es una historia real mezclada con mucha imaginación. Calma, así me sentía cuando de niña hablaba con ella, por supuesto, siempre en vida de la misma.

      Gracias de corazón por aprecirlo así, sentir lo mismo que he querido transmitir, pese a lo lúgubre del relato encontrar esa calma que abraza, y sobre todo que este gesto lo tomes en cuenta para el futuro.

      Mil besitos con cariño y muy feliz domingo ♥

      Eliminar
  21. Belissimo! Um perfeito ensaio entre o sonho e a realidade, que expressa bem o teu talento e a tua criatividade!
    Este tempo de confinamento nos leva a ter uma duplicidade de emoções, que nos atormenta a cada momento e nos deixa qual o caminho que devemos seguir. É um tempo contraditório, onde apenas vivemos dia a dia, com todas as dúvidas relativamente ao futuro!
    Te felicito pelo teu maravilhoso texto!

    Beijos,
    A.S.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal y como lo has graficado ha sido y está siendo todo este tiempo, el futuro es incierto y cada pensamiento se vuelve duda. Nos queda la imaginación y el poder escapar a través de ella. Mi gratitud sincera por tu valoración, es todo un honor viniendo de ti.

      Mil besitos y muy feliz semana.

      Eliminar